Ron Relicario, se define como un ron ligero, característica propia de los rones dominicanos. Ron Relicario es el resultado de la óptima fermentación y destilación de los mostos, así como del añejamiento de las fases alcohólicas en barrica de roble americano.
Ron Relicario, es el resultado de la integración de rones base de 6 y 10 años (Ron Relicario Superior) y rones base de 10 y 15 años (Ron Relicario Supremo).

Categoría: Ron Dominicano · Graduación: 40% Vol.
Color: Líquido transparente, de color ámbar oscuro, deja pasar la luz con notables destellos y brillantes, libre de partículas en suspensión.
Aroma: Aroma propio de ron añejado en barriles de roble, equilibrio correcto entre sus componentes, ligeramente dulce, recuerda el olor a ciruelas pasa con uvas maduras deshidratadas.
Sabor: Franco añejamiento, bien evolucionado, dulzor ligeramente perceptible, combinado con sabor de madera bien transformada, con tonos de vainilla y almendras dulces secas.
Sensación al tragar: Sensación de líquido de mediana viscosidad en el paladar, llena el paladar dejando ligero picor, balanceado con una ligera nota amarga sin llegar a ser irritante, sensación de calor suave en la garganta, propio de su grado alcohólico.

Categoría: Ron Dominicano · Graduación: 40% Vol.
Color: De color ámbar oscuro, con brillantes, limpieza y transparencia total, en la copa muestra ribetes caoba oscura. Al deslizarse por la copa se muestra viscoso de capa gruesa y persistente al caer.
Aroma: Aroma peculiar, suave y balanceado, se dejan percibir un conjunto de aromas primarias y secundarias. Los aromas primarios nos recuerdan notas de vainilla, coco, uvas deshidratadas y ciruelas pasas. Los aromas secundarios, nos recuerdan la madera de roble transformada, notas de frutos secos, nueces y almendra, el aroma final es suave, balanceado, de un único espectro aromático que identifica el producto, y elimina el irritante aroma de alcoholes no añejados.
Sabor: Fino, elegante, balsámico, dulzor ligeramente perceptible integrado dentro de una combinación de sabores a madera de roble bien transformada, con tonos de frutos secos y uvas dulces deshidratadas, notas de ahumado.
Sensación al tragar: Cuerpo pleno, suavidad, ligero dulzor y sabor afrutado a uvas deshidratadas, sin astringencia ni picor. Nos llena el paladar, nos recuerda como si hubiésemos untado el paladar con una solución de viscosidad media.

Estamos comprometidos con el consumo responsable de Ron Relicario

POR FAVOR, CONFIRME SU EDAD: